Observaciones

Comprar
Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies   Cerrar   Más información
Usuarios
Escribe tu email
Escribe tu clave
Recuérdame
Enviar
¿Olvidaste tu contraseña? Pulsa aquí
Si eres un nuevo usuario pulsa aquí
Recuperar clave
Escribe tu email
Recuperar clave
Correo de verificación
Escribe tu email
Enviar correo
Centro Integral de Terapias Naturales. Infórmese en el 858 813 098
Gastos de envío gratis a partir de 70 euros
Logo principal
Usuario
Carrito
Logo principal
Imagen CUENCO TIBETANO CHÖ-PA 12 CM

CUENCO TIBETANO CHÖ-PA 12 CM

Referencia: 1657
Sin IVA: 20.41 €
Precio: 24.70 €
Agotado temporalmente
Guardar favorito
Descripción
Cuenco tibetano Chö-pa

Tamaño 12 cm
Peso 375-425 g

Un cuenco tibetano clásico, hecho manualmente, con su sonido único e incomparable.

Compuesto de 8 metales nobles: cobre, estaño, níquel, zinc, hierro, plomo, mercurio y plata.
La proporción de los ocho metales, el diámetro y el grosor de los diferentes tipos de cuencos crean el propio y único sonido y tono de cada cuenco sonoro tibetano.

Descripción detallada del producto

El proceso de martilleo de los cuencos sonoros está totalmente hecho a mano. Cada cuenco se golpea con un martillo a mano, y esto requiere distintas etapas. Primeramente, se mezclan en el horno los materiales crudos para la preparación (cobre, estaño, zinc, hierro, plomo, plata y mercurio) según los requerimientos de manufactura de cada uno de los ocho metales del cuenco. El metal derretido y caliente se saca del horno y se vierte en distintos moldes de cuenco de diferentes tamaños y formas. Luego, esos moldes de metal se desenrollan en hojas circulares del tamaño y grosor requerido. Después, las hojas se martillean de acuerdo a especificaciones de medida precisas y se ordenan según su peso y medida. Para el proceso de martilleo, se apilan en grupos de 4 a 5 hojas de metal y se calientan a muy alta temperatura. Las hojas de metal caliente se martillean por un grupo de artesanos muy cualificados hasta que el calor del metal se enfríe. Este proceso se repite varias veces hasta formar el tamaño y la forma deseada para cada cuenco. (Esta es la razón por la que el tamaño y el sonido propio de cada cuenco es diferente). Únicamente puede martillearse el cuenco cuando el metal brilla con color rojo. De hecho, cuando se enfría pierde su flexibilidad, haciéndose más frágil y se corre el riesgo de que se hagan grietas cuando se toque. Cuando se consigue la forma deseada, allí comienza el proceso de afinar y dar el tono a cada cuenco. Finalmente, cada cuenco individual se graba y se pulen las superficies internas y externas de manera impecable.
¿Tienes alguna pregunta?
Consúltanos
OTROS PRODUCTOS QUE TE PUEDEN INTERESAR
OPINIONES
Copyright © ECOCARMEN - HERBOLARIO 2021   powered by G4100, Estudio Informática S.L.